París, en interés propio

El Acuerdo de París beneficia, y mucho, a todos y cada uno de los países del mundo. No es una cuestión de altruismo. Ponerse de acuerdo y ayudar financieramente a algunos países sí requiere algo de altruismo.
El Acuerdo de París beneficia, y mucho, a todos y cada uno de los países del mundo. No es una cuestión de altruismo. Ponerse de acuerdo y ayudar financieramente a algunos países sí requiere algo de altruismo.

Seguir con las emisiones tal y como estamos supondría una pérdida de beneficios económicos de entre 126 y 616 trillones de dólares para 2100 en comparación con ajustarnos al Acuerdo de París. Aplicar la estrategia de autoconservación (escenarios que permitirían a los países maximizar sus ganancias económicas y evitar el daño climático) tendría costos iniciales más altos para muchos países, y los países menos ricos necesitarían ayuda financiera. Wei y colaboradores (Nature Communications 2020) argumentan que mantener la estrategia de conservación redunda en el interés económico propio de las naciones. Los detalles del estudio suponen un punto de partida para las discusiones posteriores al Acuerdo de París sobre la gobernanza climática global.

Ampliar información
Fernando Valladares
valladares.info
Doctor en biología, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y profesor asociado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Director del proyecto "La Salud de la Humanidad"

Infografías relacionadas

Copyright © 2012 – 2024 Fernando Valladares - Todos los derechos reservados
film-playusersmap-markerscreenearthvolume-highmicclockmagnifiercrosschevron-left-circlechevron-right-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram