La riqueza nos hace ambientalmente pobres

Nuestra manera general de vivir la riqueza económica trae consigo un incremento de nuestra huella ambiental. El dinero nos hace parecer niños golosos en un buffet libre de pasteles: ¡acabamos con indigestión!
Nuestra manera general de vivir la riqueza económica trae consigo un incremento de nuestra huella ambiental. El dinero nos hace parecer niños golosos en un buffet libre de pasteles: ¡acabamos con indigestión!

Lejos de ganar competencias en la protección eficaz de la naturaleza, cuanto más rica es la sociedad, mayor es su impacto ambiental. Aunque también es mucho mayor su capacidad para vestir sus proyectos de verde y convencerse de todo lo contrario. De esta doble capacidad de degradar ecosistemas y disfrazar la realidad surgen las muchas paradojas y contradicciones del capitalismo verde y de los esfuerzos neoliberales por liderar acuerdos y convenios para proteger el medio ambiente que resultan tan ineficaces como costosos. Importante el análisis científico de esta situación para salir de ella (Wiedmann y col. 2020 Nature Communications 11)

Ampliar información
Fernando Valladares
valladares.info
Doctor en biología, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y profesor asociado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Director del proyecto "La Salud de la Humanidad"

Infografías relacionadas

Copyright © 2012 – 2024 Fernando Valladares - Todos los derechos reservados
film-playusersmap-markerscreenearthvolume-highmicclockmagnifiercrosschevron-left-circlechevron-right-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram