La COVID-19 no ha frenado el cambio climático

El cese de actividades durante el confinamiento no ha tenido gran impacto en los gases de efecto invernadero y las emisiones han vuelto a los niveles incompatibles con una temperatura atmosférica segura
El cese de actividades durante el confinamiento no ha tenido gran impacto en los gases de efecto invernadero y las emisiones han vuelto a los niveles incompatibles con una temperatura atmosférica segura

El confinamiento por la COVID-19 disminuyó drásticamente la actividad humana durante más de tres meses, pero su efecto sobre las emisiones fue pequeño y temporal. Fue más importante el efecto que ha tenido en la interrupción de las medidas de gases y temperaturas en la atmósfera, en tierra y en océanos. Las emisiones se han recuperado tras el verano. Para alcanzar los objetivos del acuerdo de Paris debemos reducir entre un 3% cada año (para no sobrepasar los 2 oC de incremento sobre la era preindustrial) y un 7% (para no sobrepasar los 1,5 oC) pero las emisiones no bajan lo suficiente y las concentraciones atmosféricas siguen subiendo. Fuente: United in Science 2020- WMO-ONU

Ampliar información
Fernando Valladares
valladares.info
Doctor en biología, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y profesor asociado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Director del proyecto "La Salud de la Humanidad"

Infografías relacionadas

Copyright © 2012 – 2024 Fernando Valladares - Todos los derechos reservados
film-playusersmap-markerscreenearthvolume-highmicclockmagnifiercrosschevron-left-circlechevron-right-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram