En zonas degradadas hay más hospedadores de zoonosis

Los hábitats degradados no sólo pierden especies y funciones ecológicas sino que concentran especies con patógenos peligrosos para el ser humano. Un riesgo más para nuestra salud que resulta de agredir a la naturaleza
Los hábitats degradados no sólo pierden especies y funciones ecológicas sino que concentran especies con patógenos peligrosos para el ser humano. Un riesgo más para nuestra salud que resulta de agredir a la naturaleza

La conversión de hábitats naturales en ecosistemas agrícolas o urbanos incrementa el riesgo de enfermedades infecciosas de origen animal (zoonosis) en los seres humanos. Gibb y colaboradores (Nature 5 agosto 2020) encontraron en un amplio estudio mundial que la fauna salvaje que hospeda patógenos y parásitos transmisibles a los seres humanos es más abundantes en ecosistemas secundarios, agrícolas y urbanos que en los hábitats no perturbados cercanos. El efecto fue más claro en aves, roedores y murciélagos, lo que concuerda con su importancia como reservorios de zoonosis.

Ampliar información
Fernando Valladares
valladares.info
Doctor en biología, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y profesor asociado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Director del proyecto "La Salud de la Humanidad"

Infografías relacionadas

Copyright © 2012 – 2024 Fernando Valladares - Todos los derechos reservados
film-playusersmap-markerscreenearthvolume-highmicclockmagnifiercrosschevron-left-circlechevron-right-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram