En defensa de los ecosistemas fragmentados

No son la panacea, pero los fragmentos pequeños de ecosistemas merecen conservación. Sirven como conectores entre hábitats, pero, además, se ha visto que pueden albergar incluso más especies que fragmentos grandes que sumen el mismo área
No son la panacea, pero los fragmentos pequeños de ecosistemas merecen conservación. Sirven como conectores entre hábitats, pero, además, se ha visto que pueden albergar incluso más especies que fragmentos grandes que sumen el mismo área

Los fragmentos grandes y continuos de muchos ecosistemas cumplen más funciones ecológicas que los fragmentos pequeños. Por ello han sido los objetivos prioritarios de conservación. Sin embargo, los fragmentos pequeños tiene mucho valor, por ejemplo como conectores. Fahrig (Global Ecol Biogeogr. 2020;29) demuestra que, con sorprendente frecuencia, muchos fragmentos pequeños almacenan más especies que unos pocos fragmentos grandes que sumen el mismo área total. Esta segunda razón para poner también el foco de la conservación en los fragmentos pequeños se debe a su mayor probabilidad de incluir por azar más especies. Esto se aplica en especial a hábitats heterogéneos (con muchos micro-hábitats) y ante especies de distribución agregada

Ampliar información
Fernando Valladares
valladares.info
Doctor en biología, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y profesor asociado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Director del proyecto "La Salud de la Humanidad"

Infografías relacionadas

Copyright © 2012 – 2024 Fernando Valladares - Todos los derechos reservados
film-playusersmap-markerscreenearthvolume-highmicclockmagnifiercrosschevron-left-circlechevron-right-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram