Cambiar prioridades - I

Echando números, si ahorramos en defendernos de lo que no nos amenaza (reducimos gasto militar) tenemos para cubrir la prevención de amenazas globales e inminentes como el cambio climático y el desarrollo no sostenible. Querer es poder, la cuentas dan.
Echando números, si ahorramos en defendernos de lo que no nos amenaza (reducimos gasto militar) tenemos para cubrir la prevención de amenazas globales e inminentes como el cambio climático y el desarrollo no sostenible. Querer es poder, la cuentas dan.

Quizá hubo un tiempo en el que “los demás” y la violencia suponía el peligro principal y había que defenderse de ello. Ahora el peligro más inminente es el cambio climático y la cascada de crisis (sanitaria, social, económica) asociadas a un modo de vida no sostenible. Alimentando ejércitos propios y ajenos nos protegemos ante lo que menos nos amenaza. Es hora de redirigir el gasto en defensa hacia las auténticas amenazas. Cambiando las prioridades, las cuentas dan. Un artículo en Nature del 20 de agosto por Denise García lo muestra. Ahorrando gasto militar llegamos de sobra a cubrir los gastos de alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible (ODS) y para implementar el acuerdo de Paris y contener el cambio climático. De hecho el gasto militar no reduce sino que perpetúa e incluso incrementa el coste económico de la violencia en todos los países del mundo.

Ampliar información
Fernando Valladares
valladares.info
Doctor en biología, investigador del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y profesor asociado en la Universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Director del proyecto "La Salud de la Humanidad"

Infografías relacionadas

Copyright © 2012 – 2024 Fernando Valladares - Todos los derechos reservados
film-playusersmap-markerscreenearthvolume-highmicclockmagnifiercrosschevron-left-circlechevron-right-circle linkedin facebook pinterest youtube rss twitter instagram facebook-blank rss-blank linkedin-blank pinterest youtube twitter instagram